Verduras que No Deben Faltar en la Dieta Otoñal

En otoño e invierno se presentan más casos de gripe, tos y alergias, por lo cual el consumo de verduras de estación es clave para la salud. Verduras que no deben faltar en la dieta otoñal

Además de las frutas, las verduras cumplen un rol principal en la alimentación otoñal porque hidratan, poseen bajo valor calórico, aportan fibra y una gran variedad de vitaminas y minerales.

 

Verduras que No Deben Faltar en la Dieta Otoñal

Las más destacadas son:

  • Acelga: es una de las verduras de hoja verde más consumidas en el mundo; se destaca la presencia de vitamina A y minerales como magnesio, potasio, hierro o yodo.
  • Alcauciles: proporcionan vitaminas A, B6 y minerales como calcio, fósforo, magnesio, potasio, sodio y hierro, así como proteínas y glúcidos.
  • Apio: Una verdura disponible todo el año con propiedades muy saludables sobre el funcionamiento de los riñones. Además, por su bajo contenido en calorías contribuye a mantener un peso ideal.
  • Berenjena: Se compone mayoritariamente de agua, por lo cual tiene un bajo nivel de calorías. Además, es rica en fibra por lo cual depura el organismo, elimina toxinas y absorbe el colesterol malo. Asimismo, tiene una alta concentración de hierro y magnesio.
  • Brócoli: Por su elevado contenido de vitamina C, fibra alimentaria y múltiples nutrientes con propiedades anticancerígenas resulta una verdura muy saludable. Por eso es una de las verduras que no deben faltar en la dieta otoñal
  • Calabaza: posee un gran poder antioxidante gracias al aporte de vitaminas (A, C y E) y minerales (magnesio, calcio, potasio, fósforo y hierro). Tiene efecto diurético y es una buena fuente de fibra; además de digestiva, produce saciedad y colabora al regular el nivel de glucosa en sangre.
  • Coliflor: es una gran fuente de minerales como el magnesio, calcio y potasio. Además, contiene vitamina C y una cantidad importante de fibra. Es antiinflamatoria, ayuda en determinadas enfermedades intestinales y posee antioxidantes, ácido fálico, protege el corazón y es bajo en calorías.

 

Más Verduras Otoñales para Mejorar la Salud

  • Espinaca: su cantidad de grasas e hidratos de carbono es muy baja, no obstante, es uno de los vegetales que más proteínas contiene y es rica en fibra. Además, es fuente de vitaminas (A, C, K y B2 y ácido fólico) y minerales (manganeso, magnesio, hierro, potasio y calcio). El color verde oscuro de sus hojas indica que contiene altos niveles de clorofila, y flavonoides y carotenoides que promueven la buena salud y aportan propiedades antiinflamatorias y anticancerígenas. Por lo la espinaca es una de las verduras que no deben faltar en la dieta otoñal.
  • Pimiento morrón: puede consumirse crudo, asado o cocido. Sus tres variedades (verde, rojo y amarillo) se destacan por la presencia de vitaminas C y B6, betacaroteno y licopeno.
  • Puerro: de la familia de los ajos y las cebollas, los puerros son vegetales muy sabrosos y ligeramente dulces utilizados de manera muy habitual en revueltos de verduras, caldos y sopas. El 90% de su contenido es agua por lo cual poseen un bajísimo contenido calórico.
  • Tómate: es una hortaliza muy sana y versátil. Contiene licopeno, un potente antioxidante que contribuye a proteger el corazón y las arterias.

 

Verduras que No Deben Faltar en la Dieta OtoñalLos beneficios de incorporar frutas y verduras en otoño se resumen a continuación:

  • Refuerzan el sistema inmunitario y aumentan las defensas, hecho fundamental en épocas de bajas temperaturas para prevenir las enfermedades del otoño y el invierno.
  • Previenen el sobrepeso y la obesidad por su elevado contenido de fibra que aporta saciedad y controla el apetito.
  • Regulan el tránsito intestinal.
  • Disminuyen los niveles de colesterol malo (LDL) y estimulan la fabricación de colesterol bueno (HDL).
  • Por sus compuestos antioxidantes previenen y retrasan el desarrollo de enfermedades degenerativas.
  • Gracias a su contenido de potasio y escaso sodio son alimentos muy diuréticos.
  • La vitamina C fortalece el sistema inmunitario y se vincula con la prevención de varias enfermedades como el resfrío y el catarro.
  • El betacaroteno presente en las verduras de color verde oscuro, amarillo y naranja- es un antioxidante natural que retarda el envejecimiento, previene infecciones y regenera la piel que cubre las vías respiratorias y alivia los síntomas de los resfríos y estados gripales.
  • Recetas muy Saludables que usan verduras que no deben faltar en la dieta otoñal

 

Crema de zanahoria         ,

Ingredientes: 1 cucharada de aceite de oliva o de sésamo, 1 cebolla mediana cortada en cubos, 500 gramos de zanahorias lavadas y cortadas en trozos grandes, 50 gramos de coliflor, 1/4 o 1/2 cucharadita de sal, 1/4 de cucharadita de comino, 30 onzas de agua, una taza de arroz.

Preparación: Calentar el aceite en una cazuela, añadir la cebolla y saltear durante dos minutos. Agregar las zanahorias, la coliflor, la sal marina y el comino. Incorporar el  agua lentamente y llevar a ebullición con la tapa puesta. Bajar a fuego moderado y dejar que se cocinen durante 15 minutos. Después, ponerlo en la batidora, verterlos de nuevo en la cazuela y añadir más agua si la consistencia es demasiado espesa. Agregar el arroz, dejar cocer a fuego lento 1 minuto y servir la crema.

 

 

Verduras escaladas

Ingredientes: 1 onza de repollo cortado en cuadrados de 1 pulgada, 1 onza de zanahorias cortadas en pedazos, 1 onza de brócoli cortado en pequeños cogollos, 1 onza de coliflor cortada en cogollitos, 1 onza de hojas de col dividida en trozos pequeños, vinagre de umeboshi.

Preparación: Verter dos 30 fl. Oz. de agua en una cazuela grande y llevar a ebullición. Añadir el repollo y escaldar durante un minuto. Retirar con una espumadera a un plato. Repetir lo mismo con las zanahorias, el brócoli, la coliflor y las hojas de repollo. Dejar que se enfríen, colocarlas en un plato de servir y añadir vinagre de umeboshi.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *