Acné es una afección que suele torturar la piel de los adolescentes, el acné puede aparecer también en la madurez. En este artículo explicaremos los tratamientos caseros para combatir el acné.

 

 

El acné es una enfermedad de la piel, inflamatoria y crónica, que se produce por la obstrucción del conducto polisebaceo, es una patología del folículo piloso que está unido a la glándula sebácea. Hay millones de folículos pilosos, y la mayoría se encuentran en cara, pecho y espalda, por eso es en estos lugares donde aparece el acné.

 

Es más frecuente en la adolescencia, y la mayoría de los jóvenes lo padece de alguna manera, pero el momento de mayor incidencia y gravedad es alrededor de los 17 años de edad.

 

Infección en la piel

Cuando aparece en la espalda, el acné es más difícil de tratar que el facial, porque se extiende sobre un área más amplia, y por ende, con mayor presencia de granos. Además, la piel de la espalda es más gruesa que la del rostro, y por lo tanto, eliminarlo requiere de mayor esfuerzo.

Este tipo de acné es causado por una excesiva producción de sebo. Las glándulas sebáceas tienden a trabajar más durante la pubertad o durante los cambios hormonales. A medida que ocurre esta súper-producción, la reacción es la aparición del acné. El acné de espalda puede ser de varios tipos: inflamatorio con pústulas o nódulos, o menos severo con espinillas, puntos negros y blancos.

 

tratamientos caseros para combatir el acnéPorque algunos si acné y otros no?

Se desconoce porque algunas personas padecen acné y otras no, pero se sabe que es parcialmente hereditario. El acné tiende a desaparecer, o al menos mermar, después de la pubertad; sin embargo, algunas personas pueden empezar a tener granos recién cuando son mayores. A este tipo de manifestación se le denomina acné tardío. Por lo general, el origen a este tipo de acné se centra en cuestiones hormonales.

 

 

 

Causas de Acné

 

Son diversos los factores que pueden causar este problema, mas allá de los cambios propios de la adolescencia. Entre ellos, el embarazo, con sus cambios hormonales, la toma de pastillas anticonceptivas (especialmente comenzar o dejarlas). Los factores hereditarios, la toma de ciertos medicamentos y el uso de maquillaje graso, además de los cambios hormonales que se dan en la menopausia. Sin embargo, y a pesar de la multiplicidad de factores, no cualquiera tiene acné. Por lo general los genes tienen importancia en el desarrollo de acné, así también el tipo graso de piel.

 

Tratamientos En Casa para Combatir el Acné

En muchos casos una combinación de tratamientos puede ser la manera más efectiva de tratar el acné.

Algunas opciones son:

1- Exfoliación mecánica o química, en donde se usan distintos ácidos (salicílico y piruvico) según el exceso de grasitud y la dilatación de los poros, para acelerar la exfoliación de la piel.

2- Bactericidas tópicos que contienen peróxido de benzoilo combinado con hidratantes para evitar el resecado de la piel.

 

Cómo cuidar e higienizar la zona afectada – Tratamientos En Casa para Combatir el Acné

[fancy-ul style=”rounded-check-list” variation=”green”]

  • El acné se agrava si las condiciones son ideales para el crecimiento de bacteria o la obstrucción de los poros; para evitarlo, se requiere de una limpieza diaria. En general los cuidados a seguir serían:
  • Mantener la piel limpia usando un jabón antibacterial suave, sin mucha fragancia o una loción limpiadora con ácido salicílico.
  • Remover las células muertas exfoliando la piel utilizando una esponja vegetal para lavar la espalda, pule la piel y limpia los poros.
  • Rociar tónico astringente sobre las zonas con acné y colocar crema con peróxido de benzoilo y eritromicina, que es bactericida y antibiótico.
  • Mantener el pelo limpio y recogido, si es muy largo. Evitar usar acondicionadores con vaselina o aceite mineral.

Usar ropa limpia y de algodón, que permita respirar la piel. La ropa ajustada fuerza el sudor causando irritación. 

  • Por otro lado, si siempre se utiliza una mochila, la fricción puede irritar la piel.
  • Mantener las sábanas limpias, y cambiar a menudo las toallas.

[/fancy-ul]

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *