Implementar hábitos de alimentación sana es una herramienta esencial para que pacientes con cáncer puedan soportar los efectos de su enfermedad y del tratamiento. Los beneficios de una dieta adecuada para mejorar su calidad de vida.

Novedades en Nutrición para Paciente con Cáncer

Novedades en nutrición para paciente con cáncer

Acerca del Cáncer

 

El termino “cáncer” designa a un amplio grupo de enfermedades, que comienza en las células, componentes básicos del organismo. Normalmente estas crecen y se dividen para producir otras nuevas, que resultan indispensables para asegurar un funcionamiento saludable. Algunas veces, este proceso ordenado se descontrola: nuevas células se siguen formando cuando el cuerpo no las necesita, y otras viejas no mueren cuando deberían hacerlo, y forman una masa de tejido que se denomina tumor. Es importante aclarar que los tumores pueden ser benignos (es decir, no cancerosos, dado que las células no se diseminan a otras partes del organismo, generalmente pueden extirparse, y en la mayoría de los casos, no reaparecen) o malignos (cancerosos, cuando las células presentan anomalías, se dividen sin control ni orden, invaden y destruyen el tejido a su alrededor, entran al torrente sanguíneo o al sistema linfático y se diseminan a otros Órganos). En estos momentos, el cáncer es una enfermedad que afecta, de alguna manera, a casi todas las personas y se ha instaurado en la vida como algo relativamente frecuente. A pesar que esta patología presenta gran incidencia, no hay que olvidar que la tasa de supervivencia ha aumentado gracias a la investigación y al avance de los tratamientos. Es decir, tiempo atrás la palabra “cáncer” era temible, pero hoy en día, si bien aun es un proceso doloroso, los índices de supervivencia son mas elevados.

Efectos Secundarios

 

El cáncer y su tratamiento pueden afectar el gusto, el olfato, el apetito y la capacidad de corner suficientes alimentos o para absorber sus nutrientes, lo cual genera, en consecuencia, desnutrición. Este estado puede provocar en el paciente, debilidad, cansancio e incapacidad para combatir las infecciones o superar el tratamiento del cáncer. La desnutrición puede empeorar si el cáncer crece o se disemina.

Por lo tanto, la perdida de peso no intencionada, en las personas enfermas que padecen cáncer, se relaciona con una disminución de la calidad de vida y un agravamiento o peor pronóstico de la patología. Por el contraria, un paciente bien nutrido presentara mejor pronostico y responderá mejor al tratamiento, independiente del estadio tumoral y del tipo de células del tumor.

 

La desnutrición en las personas con cáncer se produce por la confluencia de distintos factores:

 

Directamente relacionados con el tumor. Ocurren alteraciones en el metabolismo que provocan sustancias producidas por el tumor, o por los cambios en el metabolismo de la glucosa, los lípidos y las proteínas. Estas alteraciones metabólicas suelen originar el síndrome caquexia-anorexia que afecta a un numero elevado de estos pacientes y se caracteriza por: perdida de peso, disminución del apetito, debilidad (astenia) asociada a la perdida de peso, grasa y masa muscular (caquexia). Suele acompañarse de nauseas, anemia, sensación de saciedad, y alteraciones del gusto y el olfato.

 

Relacionados con el tratamiento del tumor. En casos de cirugía, aumentan los requerimientos de energía y proteínas en el proceso de cicatrización y en la lucha contra la infección. Con respecto a la radioterapia, sus efectos secundarios (astenia, anorexia) suelen aparecen entre la primera y segunda semana del inicio del tratamiento, y pueden durar hasta varias semanas después de finalizarlo. La quimioterapia, por su parte, produce frecuentemente inflamación de las mucosas, nauseas y vómitos, inflamación intestinal, alteraciones del gusto y del olfato, con importante influencia en la nutrición.

 

Por ultimo, la inmunoterapia puede conllevar fiebre, nauseas, vómitos, cansancio y anorexia.

 

Relacionados con otros hábitos del paciente. Por ejemplo, el consumo de tabaco y alcohol genera cambios nutricionales por la disminución del apetito que producen.

 

Asimismo, la falta de hábitos higiénicos buco dentales provoca alteraciones en la boca como gingivitis o perdida de piezas dentales, lo cual puede conducir a una ingesta inadecuada de alimentos y nutrientes.

El rol de la nutrición

A través de este proceso, el cuerpo incorpora los alimentos y los utiliza para crecer, mantenerse sano y reemplazar los tejidos; por lo tanto, la adecuada nutricion es importante para la buena salud. Comer los alimentos apropiados antes, durante y después del tratamiento del cáncer puede ayudar al paciente a sentirse mejor y mantenerse fuerte.

En este sentido, la terapia nutricional sirve para que los pacientes con cáncer obtengan los nutrientes que necesitan para mantener el peso corporal y la fuerza, y luchar contra las infecciones. Asimismo, se abocara a:

 

 

  • Aumentar el apetito.

 

  • Digerir mejor los alimentos y minimizar las molestias digestivas

 

  • Prevenir o tratar las nauseas y los vómitos.

 

  • Prevenir o tratar la diarrea y/o el estreñimiento.

 

  • Prevenir o tratar los problemas de la boca.

 

  • Sentirse mejor.

 

  • Lograr un nivel elevado de fuerza y energía.

 

  • Mantener el peso y las reservas de nutrientes.

 

  • Tolerar mejor los efectos secundarios relacionados con el tratamiento.

 

  • Reducir el riesgo de infecciones.

Los principales nutrientes a incorporar son:

 

Proteínas. Se requieren para el crecimiento y la reparación del tejido corporal, axial como para mantener sano el sistema inmunológico. Después de la cirugía, la quimioterapia o la radioterapia, normalmente se necesita proteína adicional para sanar los tejidos y combatir las infecciones. Entre las mejores fuentes de proteína se incluyen: cortes magros de carnes rojas, huevos, productos lácteos descremados, nueces, arvejas, lentejas y alimentos de soja.

 

Carbohidratos. Los carbohidratos son la principal fuente de energía para el cuerpo y le ofrecen el combustible que requiere para la actividad física y el funcionamiento adecuado de los Órganos. Las mejores Fuentes de carbohidratos (frutas, verduras y granos enteros) proporcionan vitaminas y minerales esenciales, al igual que fibra y fito-nutrientes, a las células del cuerpo.

 

Grasas. Conviene optar por las grasas monoinsaturadas (aceites vegetales de canola, oliva) y poliinsaturadas (aceites de girasol o de semillas de lino) en vez de las saturadas y grasas trans:

 

Agua. El agua y los líquidos son vitales para la salud; todas las células del cuerpo los necesitan para funcionar. Si no se ingiere suficiente liquido o si se pierde por episodios de vómitos y diarrea, el cuerpo puede deshidratarse. Si esto ocurre, los líquidos y minerales que mantienen el buen funcionamiento del organismo pueden alcanzar niveles de descompensaci6n.

 

Existen diversas estrategias para combatir algunos de los problemas nutricionales mas frecuentes:

 

Falta de apetito: ingerir pequeñas comidas a lo largo del día, incluyendo meriendas; consumir la mayor cantidad de comida del día cuando el estado mejore; ofrecer al paciente sus alimentos favoritos, frecuentemente; ingerir líquidos y sólidos por separado; servir las comidas de manera atractiva.

 

Cambios en el sabor de los alimentos: añadir salsas o aderezos ligeros a las preparaciones; evitar los productos enlatados; usar huevos, lácteos, polio o pescado, en vez de carne de vaca; combinar las comidas con hierbas o especias diferentes; no utilizar condimentos artificiales o salsas muy condimentadas.

 

Nauseas y vómitos recurrentes: en la mañana, comer una tostada o una galleta tipo marinera y desayunar 30 minutos después; ingerir líquidos y sólidos por separado; consumir caldos desgrasados, jugos naturales, gelatinas o agua de arroz para mantenerse hidratado; evitar comer dos horas antes del tratamiento de quimioterapia; fraccionar las comidas en el día e ingerir en pequeñas cantidades; evitar las comidas muy condimentadas o grasosas.

 

Problemas de masticación y deglución: modificar la consistencia de las comidas a papillas o purés; incluir alimentos ricos en calorías en las comidas; mezclar los líquidos y sólidos.

 

Boca seca: incluir salsas, sopas, cremas y bebidas con las comidas; chupar un cubito de hielo o caramelos agridulces con frecuencia; lavar los dientes para evitar desarrollo de bacterial; beber ocho vasos de agua al día.

 

Diarrea: implementar una correcta hidratación con abundante liquido, y desarrollar una dieta astringente (arroz, puré de papa y zanahoria, manzana, pescado y polio).

 

Estreñimiento: se aconseja una adecuada ingesta de fibra y realizar ejercicio.

Libro Recomendado del Mes

remedio casero facil

Si usted utiliza los remedios de cualquier pagina web deberia considerar que esta poniendo en riesgo su salud. Solo los medicos naturistas calificados estan en condiciones de recomendar Remedios Naturales que realmente funcionan. Obtenga todos los secretos mejor guardados usados solo por Practicantes aprobados de de todas partes del mundo y compilados en este magnifico libro.

Charles Silverman N. D., un naturalista y herbolario desde 1979, es el Autor del libro “The Homemade Medicine” y la pagina web homemademedicine.com. Charles vive en Miami, FL y ha dedicado gran parte de su vida a la preparación de remedios y productos naturales para ayudar a las personas con alergias e intolerancia a las sustancias químicas. Ha viajado por todo el mundo desde Canadá, Alemania, Francia y la India hasta las montañas de Perú y Argentina para investigar y estudiar las diferentes especies domésticas de hierbas y las plantas. Sus artículos se publican en varios sitios web como zinearticles.com y naturalhealthweb.com. Ha sido entrevistado en numerosas ocasiones por diversas publicaciones y periódicos como el Montgomery Noticias de Alabama. Todos sus conocimientos han sido transferidos a su sitio web y ahora en este sorprendente libro, que toma ventaja de la tecnología más avanzada con el fin de que usted posea la guía más completa para la curación domestica.

Ver Mas