Son muchos los estudios desa­rrollados en los últimos años acerca de sus aportes para la salud, pero ha sido desde la inclusión de los frutos secos en la base de la pirámide nutricio­nal de la dieta mediterránea cuando la comunidad científica internacional ha reconocido todos los efectos beneficiosos de estos alimentos sobre la salud. Investigadores y médicos coinciden en señalar, basándose en estudios epidemiológicos y clínicos, que la dieta mediterránea es la más recomendable para preservar el bienestar y la salud de las personas. Los frutos secos mejoran la salud con muchos nutrientes que contienen.

 

Los frutos secos contienen una serie de sustancias nutritivas valiosas para la alimentación humana. Cabe destacar, princi­palmente, entre estas, las proteínas, la fibra vegetal y las grasas insaturadas, con elevados nive­les de ácidos grasos esenciales, minerales y vitaminas, especialmente las vitaminas A, B2 y E

 

Como Elegir Frutos Secos?

 

Se entiende por fruto seco o de cascara, aquel cuya parte comestible posee en su composición menos del 50 por ciento de agua. Por tanto son frutos secos las almendras, avellanas, nueces pecanas, piñones, pistachos y nueces comu­nes. Los frutos secos contienen, además, muchas proteínas.

 

Otro factor beneficioso es el contenido relativamente ele­vado en fibra vegetal. La fibra vegetal no solamente es indis­pensable para regular el tránsito intestinal, sino que reduce también el riesgo de contraer diversas enfermedades, entre ellas el cáncer de colon.

 

Los frutos secos son, además, una fuente extraordinaria de vitamina E, con efectos antioxidantes.

 

Frutos Secos Mejoran la SaludLa grasa en los frutos secos es buena o mala?

El contenido en grasas de las almendras, avellanas, nueces pecanas, piñones, pistachos y nueces es mayoritariamente de tipo insaturado (poll o monoin­saturado), que ayuda a contro­lar los niveles de triglicéridos y colesterol en sangre. Algunos frutos secos, como las nueces, son también ricos en acido linolenico, acido graso de tipo omega 3 que resulta beneficio­so para el corazón.

 

Se acostumbra a criticar el alto contenido graso de los frutos secos, a pesar que se trata de una grasa “buena”.

Sin embargo, las grasas que contienen los frutos secos se adaptan de forma ideal a los requisitos del organismo.

De todos modos, se recomien­dan ingerirlos de manera con­trolada, por su alto aporte calórico.

 

 

Diferentes tipos de frutos secos

Nueces: son una interesante fuente de proteínas de origen vegetal, con un importante con­tenido de arginina, relacionada también con la prevención de enfermedades cardiovascula­res. Estos frutos son considera­dos un importante antioxidante gracias a su contenido en vitamina E, que previene del enve­jecimiento, de ciertos tipos de cáncer y de enfermedades cardiovasculares. Aportan cantida­des apreciables de vitaminas B1 y B6 que favorecen el buen fun­cionamiento de los músculos y el cerebro. Además, las nueces son ricas en ácidos grasos omega 3.

Almendras y avellanas: Son ricas en vitamina E y en fibra, aportan calcio, por lo que se recomiendan para prevenir enfermedades como la osteo­porosis. Son los frutos secos más ricos en ácidos grasos monoin­saturados. Su contenido en antioxidantes es considerable

Pistachos: son ideales para aquellas personas que realizan ejercicios que conllevan gran esfuerzo físico, como deportes de montaña, natación y ciclis­mo. Otros beneficios derivados del consumo del pistacho son la mejora de la insulina y la reducción del riesgo a sufrir enfermedades corona­rias. Los pistachos benefician al corazón.

Semillas de girasol: son ricas en vitamina E y nutrientes varios.

Maní: El maní es un fruto seco con muchas propiedades, que destaca por su aporte de nutrientes como el acido fólico, ideal durante el embarazo. A pesar de sus pro­piedades y nutrientes, el maní se debe consumir con moderación.

Castaña: Las castañas son ricas en hidratos de carbono comple­jos. La cantidad de grasa presen­te en ellas es bastante similar a la de los cereales y por lo tanto notablemente inferior a la que contienen los frutos secos. Gracias a estas propiedades, y a que su contenido en agua es cercano al 50 por ciento, la castaña es uno de los frutos secos de menor contenido calórico.

Castaña de caju: El anacardo es un fruto seco con muchas propiedades y nutrientes destacando su gran contenido en el mineral selenio, que es un gran antioxidante.

Uvas pasas: Las uvas secas tienen un elevado contenido en azúcar, ideal para niños, adolescentes, ancianos y deportistas. Como las ciruelas secas, son ricas en fibra, que ayuda a reducir el colesterol y regular el tránsito intestinal; además de hierro, potasio, calcio y selenio. Contienen vitamina A, indispensable para la vista.

Ciruelas pasas: Las ciruelas pasas son un poderoso antioxidante. Son buenas contra la retención de líquidos, ya que al poseer altas dosis de potasio, contribuyen a la depuración de toxinas por intermedio de la orina. Contienen una cantidad de fibras muy superior a las ciruelas frescas, razón por la cual son perfectas para el estreñimiento. De hecho, son uno de los más habituales remedios caseros contra ese problema.

 

LAS CALORÍAS DE LOS FRUTOS SECOS

  • 15 unidades de pistachos: 57 calorías.
  • 5 mariposas de nuez: 65 calorías.
  • 10 unidades de almendras: 57 calorías.
  • 20 unidades de pasas de uva: 30 calorías.